Los precios turísticos subirán el próximo año en la mayoría de las áreas geográficas y partidas de gasto, aunque el crecimiento más sustancial tendrá lugar en Latinoamérica. Así lo refleja Carlson Wagonlit Travel (CWT) en sus previsiones para el sector en 2012.Latinoamérica experimentará una de las subidas de precios más sustanciales de todas las regiones en las principales partidas de gastos de viajes, aunque con diferencias según los países. En este sentido CWT prevé que las tarifas aéreas suban un 5,8%, con porcentajes que oscilan entre el 8% y el 11,5% en el caso de Colombia, debido al rápido crecimiento de la demanda y a la limitada oferta de la región. El incremento en las hoteleras medias diarias será incluso superior, de un 9% a un 12,2%, destacando Brasil, que puede llegar a registrar aumentos de hasta el 34% en la segunda mitad del año. Las condiciones en Norteamérica son inciertas por los efectos de la crisis, pero se espera que los billetes aéreos suban entre un 3,5% y un 4% por los “disciplinados esfuerzos de los proveedores para gestionar su capacidad a pesar de la demanda”, lo que ha dado como resultado “aviones más llenos y un crecimiento de los precios generalizado”, según indican desde CWT. Las tarifas hoteleras medias diarias, tanto en Estados Unidos como en Canadá, se incrementarán de forma modesta, de un 2,4% a un 3,4%. Los precios de alquiler de coches oscilarán entre un 1% de bajada y un 2,5% de subida debido a la fuerte competencia para captar al viajero de negocios. Las reuniones y eventos continuarán recuperándose de manera sostenida, con alzas del 5,5-6,5% en el coste diario por asistente.

Finalmente Europa, Oriente Medio y África se sitúan los últimos de la fila con precios más estables en las principales partidas de gastos relacionadas con los viajes por la debilidad de su economía. Así, las tarifas aéreas aumentarán un 2,1-3,7% por los “continuos desafíos económicos”. El crecimiento de las hoteleras será aún menor, situándose entre un 0,1% y un 0,9%, aunque variarán por mercados en función de la demanda local y de los índices de ocupación. El tren de alta velocidad sí incrementará sus precios de un 3,6% a un 4,2%, mientras los de los rent a car fluctuarán entre un 2% de bajada y un 3% de subida por el alto nivel de competencia. En el caso de las reuniones y eventos, CWT estima que el coste diario por asistente disminuirá un 5-6% a medida que los encuentros profesionales se celebren localmente en lugar de internacionalmente, lo que reducirá los costes totales por asistente.

 

Por Shirley Ugalde

Comment