La gastronomía puede ser un producto país. ¿Cómo lograrlo?

Chef Alejandro Kuri.JPG

La gastronomía mexicana ha logrado posicionarse como un ícono a nivel internacional, el chef mexicano Alejandro Kuri nos cuenta cómo lo hicieron

Por: Arleth Badilla Morales

Cuenta con el reconocido restaurante La Casa de las Enchiladas en México, además tiene un negocio de banquetes, lo que lo hace acreedor de basta experiencia en el mundo gastronómico. El chef mexicano Alejandro Kuri inició estudios en su país, pero se capacitó también en Suiza, Francia y Estados Unidos.

Trabajó muchos años en grandes cadenas hoteleras y desde el 2000 decidió independizarse, decisión que le permite contar actualmente, con ocho restaurantes propios. Lo que más le gusta comer, como buen mexicano es la comida de su tierra y el platillo que más disfruta preparar es el mole negro.

Amar las raíces: esa es la clave

“La gastronomía mexicana es patrimonio inmaterial e intangible de la humanidad, esto se logró por su variedad y por la gran cantidad de influencias que desde la época de la conquista la han enriquecido. Además, los microclimas de México y sus distintas regiones, nos permiten tener productos y técnicas que le dan identidad a nuestra comida”, afirmó Kuri.

Un patrimonio no tangible se refiere a tradiciones, artes, rituales, conocimientos o técnicas ancestrales y tradicionales. En Latinoamérica, México figura como el país con más registros en esta lista, dentro de la que destaca la cocina tradicional mexicana.

Los pueblos indígenas han jugado un papel vital en el desarrollo y evolución de la cocina mexicana, tan popular a nivel internacional. Maíz, frijol y chile, son de los principales ingredientes que dan identidad a esta cuchara, que se ha abierto paso en casi todo el mundo.

Para este chef, lo principal para ser un buen embajador gastronómico es buscar la excelencia en cada plato que se prepare, utilizar productos característicos de las distintas zonas y brindar una experiencia gastronómica a los turistas que visitan el país, para que se lleven una buena vivencia y la den a conocer.

Según Kuri países como México o Perú han logrado consolidar su producto gastronómico por ser países con gran cantidad de habitantes y por tener chefs trabajando en distintas partes del mundo, quienes se han encargado de dar a conocer la propuesta de su país.

“Nuestra comida por citar un ejemplo, es más que picante, aunque si es algo que nos define. Existen 26 variedades de chile, todas ellas están presentes en México, por lo cual este ingrediente y su versión picante está presente en muchos platos”, expresó Kuri.

Se cree que el chile ha formado parte de la dieta básica de México desde cinco mil años atrás, pues no solo aportaba a las personas beneficios a nivel nutricional, sino que daba variedad, color y personalidad a la comida.

En la Península de Yucatán el chile o picante no se agrega a la comida, sino que se pone por aparte para que cada quien lo agregue al gusto. Por otro lado, en el centro del país, si se acostumbra que muchos platillos traigan ya el picante incluído.

El chile habanero de México cuenta con denominación de origen mundial, utilizar este tipo de recursos y potenciar la utilización de productos autóctonos o con denominación de origen, es para Kuri, una forma de impulsar la gastronomía de un país.

“Yo motivo a los chefs costarricenses a estar orgullosos de su comida y prepararla, es mucha la variedad de productos frescos y disponibles. En la medida en que ellos se sientan realmente orgullosos de su producto gastronómico lograrán que crezca la demanda del mismo”, comentó el chef mexicano Alejandro Kuri quien vino a Exphore a impartir esta charla gracias a Permachef.

Lea más articulos como éste en Apetito. Descargue la revista aquí

Nuria MesallesComentario