La cocina está preparada y los hornos están calientes. Detrás los chefs esperan sus turnos para competir; todos son diferentes, tienen edades diferentes, vienen de países distintos, pero tienen un denominador común: todos están ansiosos e inician la competencia de la Copa Culinaria de las Américas con una calificación perfecta de 100 puntos.

Al entrar a la cocina su reto es mantener esa puntuación. Cada movimiento, cada indicación, cada corte, cada desperdicio de comida es calificado por un grupo de jueces conformado por 26 jueces junior y cinco senior de diferentes países.

Los chefs, provenientes de 17 países compitieron durante tres días en categorías como senior individual, senior grupal, junior grupal, pastelería, chocolatería y plato vegetariano. Los más jóvenes en la categoría de junior por equipos fueron los encargados de abrir la competencia. Los jóvenes tienen 20 minutos para trozar un pollo y realizar una serie de cortes a la perfección; un mal corte significa menos puntos y nadie quiere perder puntos.

El segundo día de la competencia fue el turno de los más experimentados en la categoría de senior por equipos. Los platos de juniors y seniors fueron calificados de acuerdo a su sabor, cocción, textura, presentación, combinación de colores y tomando en cuenta que todo los elementos incluidos en el plato sean comestibles.

En las gradas se ondean banderas y se gritan muchos nombres, sin embargo hay dos que sobresalen: Sergio de Costa Rica y Cristian de Argentina.

En el día tres los nervios se hacen costumbre, la cocina ya no asusta. Los competidores están más relajados, unos muy seguros de su desempeño que otros. Al caer la tarde la gradería se convierte en una masa de uniformes blancos, los chefs están listos para conocer los puntajes y los ganadores de la Copa Culinaria de las Américas.

El público lo predijo y Sergio Díaz de Costa Rica resulta ganador en la categoría senior individual. Chile resultó ganador de la categoría junior por equipos, República Dominicana, ganó en senior por equipos.

En medio de aplausos, abrazos, lágrimas y nuevas amistades finalizó la competencia de la Copa Culinaria de las Américas 2015.

El chef ejecutivo que no ha olvidado cómo cocinar

¨¿Complicaciones? Tengo 19 años en la cocina, no esperaba menos al preparar salsas y en total 14 procesos en una hora¨ cuenta Sergio Díaz, chef costarricense ganador del primer lugar en la categoría senior individual.

Díaz tiene espuela, es el chef ejecutivo del Barceló San José Palacio desde hace ocho años y conoce bien la competencia pues fue el ganador de la Copa Continental en el 2012. Entonces ¿por qué competir cuando ya se tiene experiencia, conocimiento y técnicas?

¨El hecho de competir es para demostrarme a mí mismo que como chef ejecutivo estoy en un escritorio pero yo todavía sé cocinar. Demostrarle a mis chicos que sí, yo llevo libros y números, pero también sé cocinar¨ comentó Díaz.

El chef preparó un camarón con una entraña, tres salsas y un digestivo, utilizando una técnica de cocina clásica de 200 años llamada áspic, que consiste en hacer gelatina con los líquidos de las frutas y verduras. Díaz utilizó el líquido de verduras mezclado con sábila.

 

 

Comment