El deseo de comprar pudo más que la cordialidad de muchos clientes en Estados Unidos durante las horas de la apertura de las compras de navidad que tradicionalmente arrancan con el viernes negro. Se trata de un coctel casi perfecto para el caos: Clientes haciendo fila desde la madrugada, con pocas horas de sueño y ansiosos de descuentos, se convierte en un escenario donde las reglas de convivencia se dejan de lado y priva la “supervivencia”, al parecer comprar un X Box, o el celular de última generación es una asunto de vida o muerte y el canibalismo se apodera de los compradores. Según informaron en varios medios de comunicación, este año el Black Friday, aumentó un 7% en comparación del año anterior.

Se le llama viernes negro porque pone los balances de los minoristas en “números negros”, habría que ver como quedan las tarjetas de los felices compradores, seguro que el balance gira más hacia el rojo.

En este viernes negro, la violencia fue le plato principal, hay reportes de clientes rociados con aerosol, uno de manos de un guardia de seguridad y otros por una misma cliente quien roció a otros compradores en un intento de quedarse con una consola Xbox.

En Nueva York, una multitud saqueó una tienda de ropa en el barrio de SoHo, en el bajo Manhattan. En Arizona, en un Walmart cerca de Phoenix, un hombre quedó ensangrentado mientras era sometido por un policía por sospecha de estar robando un videojuego. Hubo un tiroteo afuera de una tienda en San Leandro, California; disparos en un centro comercial en Fayetteville, Carolina del Norte, y un acuchillamiento afuera de una tienda en Sacramento, Nueva York.

Pero el desenfreno de las compras no parece terminar. Como una alternativa desde el 2005 se creó el Cyber Monday, un día de descuentos en las compras por Internet, para los que no pudieron comprar todo lo que creían necesitar, algo así como el sorteo de consolación.

Desde Costa Rica se pueden realizar compras por Internet, existen varias empresas que ofrecen este servicio en forma segura. Los comercios locales también pusieron sus números en negro el pasado viernes, pues muchos replicaron el Black Friday, y los costarricenses respondieron como buenos consumidores al ancestral llamado de las ofertas.

 

Tomado de Apetito en linea

Comment