Puntos claves para montar un bar

1086x672_bartender-1.jpg

Es importante tener bien clara la esencia o línea que seguirás en el proceso de crear tanto la “personalidad” de tu bar, como los aspectos más funcionales y prácticos. 

Seguro que si te paras a reflexionar al respecto se te ocurrirán mil ideas. Bien, es recomendable que reflejes por escrito la información más importante. De esta forma, de manera resumida, debes plantearte las siguientes cuestiones:
    •    la idea, la esencia que quiero conseguir
    •    cómo voy a implementarla
    •    con qué recursos cuento para ello
    •    qué productos y/o servicios voy a ofrecer
    •    cuál es el perfil concreto del cliente

En un primer momento esto parece una tontería, pero créeme que es importante tener todo claro y por escrito desde un primer momento para no perder el hilo en el camino de poner en marcha nuestro negocio.

¿Cuál es el plazo de amortización de inversión al montar un bar?

Es decir, el tiempo que transcurrirá hasta que cubras toda la pasta que has metido en tu proyecto y empieces a ganar dinero. Pues bueno, esto suele rondar en torno a los 3 a 7 años.
Es buena idea preparar una tabla en excel con todos los gastos mensuales que, en principio, crees que incurrirán en el desarrollo de la actividad de tu bar y sumes el importe de la inversión inicial.  Hazlo con la proyección de varios años. Así sabrás de forma orientativa a qué vas a enfrentarte y si contarás con los recursos necesario para ello a todos los niveles, ya que el plazo en el que cubras tu inversión dependerá, en gran medida, de tu experiencia, formación, equipo y sobre todo que hayas invertido en comunicación.La rentabilidad está en función del concepto de tu modelo de negocio. Es decir, no es lo mismo montar un bar de copas, que una cervecería, que un restaurante familiar o uno de alta cocina. De forma aproximada, la rentabilidad neta de un negocio de hostelería ronda, entre el 10 y 15 % de la facturación.

Elementos importantes para asegurar
que triunfes a la hora de montar un bar


Mucha peña piensa que el local, es decir, el espacio, la ubicación del establecimiento y la calidad de la obra, configuran el factor fundamental a la hora de montar un bar con expectativas de éxito. Y llevan razón, es algo imprescindible, sobre todo porque esos elementos permanecerán constantes a medio/largo plazo y tendrán impacto, por tanto, en el resto de ámbitos de tu negocio. Sin embargo, hay otros factores que no deben ser olvidados, como por ejemplo:
    •    Oferta gastronómica: proveedores, calidades, variedad de los productos, diferenciación de la carta de productos, análisis de la oferta de la competencia, etc.
    •    Recursos humanos: Intenta evitar contratar por defecto a caras bonitas que uses como reclamo en tu bar. Personal cualificado y competente. Recuerda que este elemento abarca en gran parte la calidad de la oferta de tu servicio (como se atiende al cliente), sobre todo teniendo en cuenta la naturaleza de este tipo de negocios en el que parte de lo que vendes es la experiencia de acudir a tu bar en concreto y no a otro (no sólo es lo que consumes, sino cómo lo haces).
    •    Marketing comunicación: No lo dejes en manos de cualquiera que te haga un par de flyers con un programa cualquiera. Eres lo que comunicas. No olvides que las acciones de comunicación que emprendas definirán lo que es tu negocio frente a todo aquel que no lo conozca, ¿quién quieres ser? Acude a profesionales.
    •    A la hora de buscar financiación y busca socios que quieran aportar capital a tu proyecto, implicar recursos propios y contar con un plan de negocio da fuerza a tu negocio y credibilidad. Calcula que debes hacerte responsable, como mínimo, de entre un 30% a un 50% de la inversión total. Si no siempre puedes echar mano de familiares, amigos, compañeros y conocidos que puedan estar interesados en participar para que suplan la parte de “inversión propia” que no puedas cubrir por tu mismo.
Fuente: http://gestron.es

Ignacio HerreraComment